El Colegio

Bienvenido

El Colegio “San Juan Bosco” de Torrejón de Ardoz (Madrid) es una institución privada que inicia su actividad en el curso escolar 1969/70 como iniciativa social de sus fundadores. Ubicado al principio en unas modestas instalaciones de un barrio de expansión del entonces pequeño pueblo de Torrejón de Ardoz, en diez años (los mismos que tarda la localidad en empezar a ser un polo de desarrollo y descongestión industrial de la capital), se consigue estrenar el edificio de la calle Hierro y dar comienzo al proceso permanente de renovación de espacios y recursos puestos al servicio de los alumnos y familias. La creciente demanda de incorporaciones hace que en Septiembre de 2015 se erija un moderno edificio en la cercana calle Silicio donde son atendidos los niños de Infantil y Primaria, conformando bajo una misma Titularidad y Dirección, un Centro con dos edificios que en la actualidad dispone de las instalaciones y equipamientos punteros para el desarrollo de su misión educadora entre los dos y los dieciocho años.

El Centro que no pertenece a una orden religiosa, asume y propicia, sin embargo, esperándolos de los alumnos que en él se educan y sus familias, los principios que inspiran la corriente del Humanismo cristiano.

El Colegio “San Juan Bosco” es un centro privado que cuenta con los siguientes niveles de enseñanza:

EDUCACIÓN INFANTIL (Concertado)

  • Primer ciclo de Educación Infantil (de 2 a 3 años)
  • Segundo ciclo de Educación Infantil (de 3 a 5 años)

EDUCACIÓN PRIMARIA (Concertado)

EDUCACIÓN SECUNDARIA (Concertado)

BACHILLERATO

  • Modalidad de Ciencias
  • Modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales

Proyecto Educativo

Desde su fundación el Centro concibe la educación como la labor humana más importante que se puede desarrollar en aras del mejor desarrollo personal y de la más adecuada preparación e integración en la sociedad de niños y jóvenes.

Una educación, centrada en el alumno, que pretende una formación integral en conocimientos, destrezas y valores, al mismo tiempo que se cuida la atención a la diversidad.

Una educación que persigue el desarrollo armónico y equilibrado del alumno, abarcando todas su capacidades: personal, social, intelectual, física, afectiva, religiosa, artística...

Deben destacarse como objetivos y señas de identidad del Centro:

  • La disciplina concebida como un medio al servicio de la mejor formación académica, social y personal del alumno y de conquista del control y autonomía personales.
  • El orden externo e interno de los alumnos que se proyecta en la permanente labor de sensibilización hacia los beneficios de un trabajo y un comportamiento que respete las propias aspiraciones y la convivencia general junto a un buen trato a los medios e instrumentos dispuestos para su formación.
  • El esfuerzo en el aprovechamiento de la experiencia educativa como elemento imprescindible para dar valor a cada logro y factor de compensación de las desigualdades en aptitud.
  • La exigencia como conducta obligada de los profesores que debe trasmitirse y asumirse por los alumnos.
  • La superación en los aspectos físicos, intelectuales y de relación como sano estímulo que permita alcanzar las necesarias sensaciones de autoestima y valor que redunden en la acometida de nuevos objetivos.
  • El desempeño ejemplar- en conductas y responsabilidad profesional, por parte del equipo educativo como referencia y modelo de las jóvenes generaciones.
  • La consideración y respeto hacia todo tipo de patrimonio (medioambiental, histórico, artístico, comunitario, etc.) como proyección del cuidado y respeto entre las personas, que le es previo.

Son, además, presupuestos que toda la Comunidad Educativa debe asumir:

  • La acción docente solamente cabe ser desarrollada con alguna garantía de éxito en el marco de una atmósfera de tranquilidad, estimulación, interés y respeto generales.
  • El conocimiento profundo de cada alumno así como el seguimiento y apoyo o refuerzo escolar y afectivo que todos necesitan es un compromiso permanente de todos los profesionales del Centro y, prioritariamente, en aquellos casos en los que determinadas condiciones o circunstancias ponen en riesgo el equilibrio personal del alumno.
  • La acción docente desarrollada en el Centro persigue no sólo una acumulación organizada de conocimientos sino la capacitación para la toma de decisiones responsables en la esfera académica, profesional y personal a lo largo de las diferentes edades.
  • La necesidad de una función tutorial orientadora a lo largo de todo el período de escolarización y en especial al término de la escolaridad obligatoria.

Servicios

Horario ampliado

  • Mañanas de 7:15 a 9:00 horas
  • Tardes de 17:00 a 19:00 horas

Se puede utilizar todos los días o de forma esporádica.

Desayunos

  • Horario: de 8 a 8:30 horas

Se puede utilizar todos los días o de forma esporádica.

Comedor (se puede utilizar todos los días o de forma esporádica)

Gabinete Médico

Seguro Médico

Gabinete Psicopedagógico

Secreataría (Horario de atención):

  • Lunes a viernes no festivos
  • Mañanas de 9:00 a 14:00 horas
  • Tardes de 15:00 a 18:30 horas

Teléfono: 916 755 196

Reglamento

De conformidad con lo previsto en el Decreto 15/2007 de 19 de abril, por el que se establece el marco regulador de la convivencia en los centros docentes de la Comunidad de Madrid.

NORMAS DE CONDUCTA

Las presentes Normas de Conducta elaboradas con la participación efectiva de todos los sectores de la comunidad educativa pretenden crear y asegurar el clima de convivencia adecuado para la realización de las actividades que componen la tarea educativa y formativa del Centro en su conjunto.

Consideramos que la adecuada convivencia en el Colegio San Juan Bosco, es condición indispensable para la progresiva educación y maduración de los alumnos y para la consecución de los objetivos del Carácter propio del Centro.

La tolerancia y el respeto a los demás, son valores que requieren el ejercicio diario de los mismos y que inspiran la organización de nuestra vida escolar y las conductas de los que en ella participan.

La corrección de las conductas contrarias a las normas de convivencia, estará dirigida siempre a la educación y formación. Para ello es necesaria la implicación de todos los profesores, como principales responsables de la labor docente, así como la participación de los padres para la prevención y solución de los posibles conflictos y de los alumnos como primeros protagonistas y destinatarios del proceso formativo.

Las normas de conducta reguladas para nuestro Centro, están desarrolladas en el Reglamento de Régimen Interior, modificado en junio de 2007 para adaptarlo al Decreto 15/2007 de 19 de Abril, por el que se establece el marco regulador de la convivencia en los centros docentes de la Comunidad de Madrid.

En líneas generales son las siguientes:

  • El comportamiento general de cualquier miembro de la Comunidad Educativa del Colegio San Juan Bosco vendrá definido por su corrección y ejemplaridad tanto en los aspectos de relación personal cuanto de aprovechamiento académico.
  • Todos, en función de su edad y grado de responsabilidad, habrán de mostrar la cortesía, los modales y las actitudes que se corresponden con lo que comúnmente se entiende por una persona educada.
  • Será labor de la Dirección y Claustro de Profesores aprovechar cualquier ocasión para subrayar los valores intrínsecos y extrínsecos de dicha corrección cívica.
  • La asistencia puntual a clase y los demás actos programados por el Centro es un requisito imprescindible.
  • La adecuada presencia en higiene y vestimenta representa una muestra de respeto hacia sí mismos y hacia los demás.
  • Para que el trato entre los miembros de la Comunidad sea el más adecuado posible se establece el "Usted" como referencia obligada entre Profesores y Padres (salvo disculpa explícita) y de los alumnos hacia los Profesores.
  • Quedan especialmente prohibidas por resultar completamente contrarias a la finalidad educativa de una institución escolar y al derecho a recibir las enseñanzas en el ambiente más apropiado, cualquier manifestación violenta o agresiva de palabra u obra.
  • Por lo mismo, es exigible para todos el mejor trato posible de las instalaciones, los materiales y el mobiliario que como recursos para el aprendizaje y la educación se disponen en el Centro.
  • La autoridad del Profesor representa la responsabilidad delegada del los Padres, el ejercicio de la dignidad personal y profesional y la garantía para la dispensación del servicio educativo que se viene a recibir. Por ello, cualquier actitud o conducta que menoscabe dicha autoridad representa un atentado incalificable siendo labor de la Dirección y del Claustro impedir cualquier comportamiento que vaya en dicha dirección.