¡Bienvenidos al curso 2017/18!

01 de septiembre del 2017

Queridas familias:


¡Bienvenidos al curso 2017/18!
Desde la Dirección y el Equipo de Profesores del Colegio “San Juan Bosco” queremos desearos a todos un muy feliz curso nuevo.
Cada inicio de curso, bien lo sabemos todos, representa siempre un desafío: el de hacer del que se inaugura, el más bonito y más completo de los que se hayan seguido hasta entonces.
Para todos los niños y muchachos (sean los cursos de estrenarse, los de despedirse o todos los de por en medio de esas etapas de la vida) éste que arranca ahora, debe suponer una oportunidad para mejorar y seguir construyéndose como estudiantes y como personas.
También para nosotros, como padres y/o profesionales de la educación, significa un reto: el de saber acertar aún más con el manejo y la dirección de estos menores, desde la ocupación por advertir y, en su caso, dar satisfacción, a las necesidades, inquietudes y expectativas que cada uno manifieste. Por ello, Padres y Maestros habremos de tener, por encima del conocimiento, la intuición para arbitrar los procedimientos más adecuados y tomar las decisiones más oportunas -según cada caso y en cada contexto determinado- para que ni física, ni intelectual, ni social ni emocionalmente, ninguna criatura deje de encontrar la atención, el cariño y la orientación que necesite.
Bien sabéis, por otro lado, que el mismo empeño de siempre, por parte del Colegio para que todos, desde los más benjamines hasta los adolescentes más curtidos, tengan la oportunidad de descubrir, experimentar, participar y conocer a lo largo del curso, informaciones, aspectos, fenómenos y situaciones que, esperamos, les aporten un crecimiento social, cultural y personal muy satisfactorio que les siga instalando en el mundo real, debe ser apoyado desde los hogares con estímulos de superación y estima hacia lo que representan los valores del conocimiento y la convivencia en un marco de cariño y dedicación hacia ellos.
Sacudidas, pues,  las últimas arenas de la playa y los recuerdos de ese verano que, esperamos, haya sido reparador, toca volver a las benditas rutinas y a la vida organizada que proporcionan los horarios y las responsabilidades.
En la seguridad de que entre todos vamos a conseguir que se sigan cumpliendo nuestros comunes anhelos de proporcionar a nuestros hijos y alumnos oportunidades para un feliz  desarrollo integral, en un ambiente de seguridad y tranquilidad emocional que responda al momento vital en el que se encuentre cada uno, os reiteramos nuestro agradecimiento por vuestra confianza y el ofrecimiento y disposición para atenderos en todo lo que podáis necesitar.

LA DIRECCIÓN